Mi debut como modelo de tallas grandes

Hola : )

Mientras les escribo estoy sentada frente al mar escuchando a Natural tocar el cuatro llanero y me da paz. El clima es perfecto. Mi mamá se está alistando para hacer windsurf, que es una de las cosas que más la hacen feliz. Y yo estoy sentada frente al mar como ya les había contado, lista para escribirles sobre mi experiencia como modelo en la pasarela de Laura Riquett en el Barranquilla Fashion Week 2015.

Antes de empezar, siento que debo contextualizarlos un poco. Desde que era niña mi hermanita era carismática y muy hermosa, alta para su edad, delgada, rubia y con los ojos azules. La gente todo el tiempo le decía que iba a ser modelo. Yo por otra parte era una gordita tímida que nunca pensó que modelar era una posibilidad. A mi la señora que trabajaba en la casa haciendo limpieza, cada vez que me veía comiendo pan me decía que cuando fuera grande me iba a tener que hacer una liposucción si seguí comiendo harinas. Así que ser modelo no era algo que estuviera dentro de mis planes en ese entonces, ni durante los siguientes 12 años de mi vida.

Un día de octubre estaba bajando las escaleras eléctricas del centro comercial, cuando recibí una llamada de Laura Riquett diciéndome que quería que fuera su modelo en el desfile del Barranquilla Fashion Week. Yo acepté de una y quedamos en reunirnos en su taller la semana siguiente. Empecé a saltar y bailar de la emoción. Luego entré en pánico. La inseguridad invadió cada milímetro de mi cuerpo. ¿Desfilar? ¿Yo? ¿Yo? ¿En una pasarela con tantos ojos encima? ¡Yo me tropiezo conmigo misma y camino como un pingüino! –Nunca voy a poder hacer esto, pensé durante unos minutos. Me lo repetí como un disco rayado hasta que me detuvo un pensamiento: ya dijiste que sí y eso vas a hacer. Recordé que desde mí infancia había tenido la ilusión de caminar en una pasarela, pero la había reprimido, al igual que muchas otros anhelos, por el hecho de ser gorda. También me acordé que en los últimos años había dejado ese mal hábito de no permitirme realizar mis sueños por culpa de mis complejos y que había logrado cumplir varias de esas ilusiones de la niñez. Por eso le dije que sí enseguida a Laura, estaba siendo coherente con mi nueva yo.

Los días siguientes el corredor de mi casa se convirtió en mi pasarela, el gato y el perro eran mis únicos espectadores. Una noche llegó mi mamá mientras practicaba y me volví un ocho, me dio tanta vergüenza que me di cuenta que necesitaría practicar delante de otras personas antes del desfile o me pasaría lo mismo. Por suerte, Marie –una de mis mejores amigas–, es hermana de Natalie Ackermann, señorita Alemania 2006. La noche anterior ella me ayudó muchísimo con el tema y me dio varios consejos fantásticos para manejar los tacones y caminar como una modelo.

Llegó el gran día. Me desperté sintiéndome como una top model. Recorrí varias veces el corredor montada en los tacones. Dubis –quien gerencia mi casa–, me hizo un té para calmar los nervios, mi abuelita me preparó una sopa de almuerzo, fui a hacerme las uñas y llegué al salón de ensayo. Laura me dijo que caminara la pasarela las veces que fuera necesario hasta que me sintiera tranquila. Me explicó donde terminar y por donde salir. Cuando terminaron de alistarme todavía faltaban casi dos horas para mi gran debut. Así que me quedé sentada viendo como las modelos corrían de un lado a otro. Solo conocía a una chica, amiga de mi hermana, que fue muy amable conmigo. Pero la mayoría de personas me miraban preguntándose yo qué hacía ahí. Logré conversar con algunas de las modelos. Les mostré cómo caminaba, ellas me dieron su aprobación y unos consejos.

El desfile de Laura Riquett empezó, vi cómo salían las modelos y lo analizaba todo en la pantalla. Llegó mi turno, un señor que estaba de pie justo antes de empezar la pasarela me dijo que era momento de salir. Cerré los ojos, respiré profundo y empecé a caminar. En cuanto salí el público comenzó a aplaudir, seguí caminando, posé, de mi la vuelta y continué caminando. Volví a la parte de atrás del escenario, Laura me sonrió y Saray –su mano derecha–, me llevó corriendo a cambiarme para la segunda salida. La primera pasó tan rápido que casi no la recordaba de la emoción, así que en la segunda traté de estar más consciente para poder disfrutarla al máximo. Cuando volví las modelos con las que había hablado antes me felicitaron. Terminaron de pasar todas las chicas y salí de la mano con Laura para cerrar por completo el desfile. Fue una experiencia maravillosa que me alegra haberme atrevido a intentar. Les dejo algunas de las fotografías de ese día y un video que grabó el equipo de Laura Riquett desde el backstage hasta la pasarela y la premiación. ¡Espero les gusten y que se arriesguen siempre a cumplir sus sueños!

Cariños, Macla.

macla-modelo-de-talla-grandes-plus-size-marcela-mccausland-laura-riquett-barranquilla-bqfw-colombia-1

macla-modelo-de-talla-grandes-plus-size-marcela-mccausland-laura-riquett-barranquilla-bqfw-colombia-2

macla-modelo-de-talla-grandes-plus-size-marcela-mccausland-laura-riquett-barranquilla-bqfw-colombia-2,5

macla-modelo-de-talla-grandes-plus-size-marcela-mccausland-laura-riquett-barranquilla-bqfw-colombia-3

macla-modelo-de-talla-grandes-plus-size-marcela-mccausland-laura-riquett-barranquilla-bqfw-colombia-4

macla-modelo-de-talla-grandes-plus-size-marcela-mccausland-laura-riquett-barranquilla-bqfw-colombia-5

Macla

7 Comments

  1. Mi más sinceras felicitaciones.
    Ya has dado el primer gran paso en el Mundo de las pasarelas, estoy segura que es el comienzo de muchos Triunfos
    Lo importante es atrverce a romper con
    El paradicma del Modelaje, te has convertido en un ejemplo para muchas
    Jovencitas.
    Tu belleza interior y tu sencilles se reflejan en este hermoso escrito un placer haberte conocido

    • Muchísimas gracias Gloria, me alegra que hayas llegado aquí y me hayas dejado ese lindo mensaje <3 ¡Un abrazo!

  2. Excelente que te animaras a formar parte de la pasarela de Laura Riquett, me encantó verte ahí… Que sea el inicio de muchas pasarelas con Macla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *